CAUSAS

Ambiente

El 7 de agosto de 2010, el día en que Juan Manuel Santos asumió la presidencia de Colombia, viajó, antes del acto oficial, a la Sierra Nevada de Santa Marta y allí, en un centro ceremonial, los líderes de los pueblos indígenas (los mamos) le dijeron: “Busque la paz y busque la reconciliación con el medio ambiente, con la Madre Naturaleza, porque ella está enloqueciendo, está fuera de control, por la forma en que está siendo maltratada”.

Durante los ocho años de su gobierno el compromiso con la defensa del medioambiente y el combate al cambio climático fue una constante. El número de hectáreas protegidas se triplicó, pasando de menos de 14 millones a 43 millones de hectáreas, un área superior a Alemania o Japón. Se delimitaron todos los páramos, verdaderas fábricas de agua. Y se tuvo gran protagonismo en la negociación y defensa del Acuerdo de París. Colombia fue, además, la principal promotora, en la Cumbre de Río + 20, de la iniciativa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que fue luego adoptada por las Naciones Unidas.

Como expresidente, continúa apoyando los esfuerzos nacionales e internacionales para enfrentar la mayor amenaza que haya tenido la humanidad en su historia: el cambio climático.